My insights "making sense". || Andrea mi amiga indecisa.

Andrea mi amiga indecisa

Noviembre 2017

Ayer en la mañana recibí una llamada de Andrea. Hablaba agitada y muy rápido. Le dije que se calmara porque no podía entender lo que decía. La escuché respirar profundo y comenzó a hablar más pausada. Me llamaba para pedir ayuda sobre la decisión de cambiar a su hijo de escuela. Me dijo que confiaba al 100% en lo que yo le dijera y que estaba esperando a poder hablar conmigo para tomar la decisión. En ese momento capté que Andrea estaba buscando que yo la sacara de sentir su propio conflicto interno porque sentía miedo a equivocarse . Tenía sentimientos encontrados: una parte de ella quería cambiar a su hijo de escuela y otra parte quería dejarlo en la que estaba. Esta disonancia le estaba causando angustia.

Conozco esa sensación, la he tenido muchas veces. Por esa razón sabía que yo no podría tomar la decisión por ella. Yo he anhelado volver a la niñez para que los adultos a mi alrededor tomen las decisiones importantes por mí. Sin embargo, cuando lo han hecho me he dado cuenta que no hago uso de mi libertad y acabo sintiéndome incapaz e impotente. Es curioso como los humanos hablamos de anhelar libertad y muchas veces le huimos.

Tomar decisiones implica sentir:
-Miedo a equivocarnos.
-Tristeza por la opción que dejamos ir (al elegir la otra).

En ese dilema se encontraba Andrea. A pesar de ser mi amiga me aguanté las ganas de decirle mi opinión. Le pedí que me diera los pros y los contras de cada una de sus opciones, que me describiera lo que estaba sintiendo y lo que temía. Al final le dije que yo no podía decirle que hacer. Se frustró, se enojó conmigo y me colgó.

En la noche me llamó disculpándose por su reacción. Me platicó que después de colgarme se había dado cuenta que todo lo que habíamos platicado le dejaba más claro el panorama. Se dio cuenta que lo que no le gustaba era tener sentimientos encontrados: sentir conflicto. Reconoció que me había llamado para que la sacara de la angustia, el temor y la tristeza. En la tarde pudo tomar su decisión y reconoció que le estaba costando trabajo y tristeza dejar ir la opción que eliminó. Por primera vez se dio cuenta de que le aterraba tomar decisiones. Contradictoriamente a veces se deprimía porque no se sentía en control de su vida. Yo le platique algunas experiencias mías. Después de un rato platicando colgamos. Me quedé contenta de haber tenido el valor de decirle que no iba a tomar la decisión por ella. Me quitó una responsabilidad a mí y le agregó valor, conciencia, poder y libertad a su vida. Estoy contenta de que Andrea y yo a pesar de los desacuerdos siempre sigamos siendo amigas.



Mariana García Quintana © Copyright. Todos los Derechos Reservados. Noviembre 2017



Mariana García Quintana | Blog

By Mariana García Quintana

Madre, esposa y psicóloga clínica por la Universidad Iberoamericana, con una maestría en Psicoterapia Gestalt, estudios en Psicoterapia de Arte, Mind Body Medicine, Psicología Profunda, Coaching y Teología.

Regresar