My insights "making sense". || Los ojos temerosos y tristes de Matilde.

Los ojos temerosos y tristes de Matilde.

Septiembre 2017

La historia comenzó un miércoles en el que la cambiaron de la ruta 16 a la 18 para regresar de la escuela a casa. Matilde era una niña de 5 años que se alteraba ante los cambios repentinos. Un miércoles, sin avisarle con anterioridad, la llevaron a tomar su camión y no era el mismo de la mañana ni el que desde hacia 5 meses la transportaba del colegio a casa. El camión que tenía frente a ella era de distinto color y más grande. Cuando Matilde vio el camión le dijo a sus maestros que no era la ruta que llegaba a su casa. Comenzó a llorar temerosa y los adultos presentes la regañaron amenazándola con un castigo. Las lágrimas de Matilde se convirtieron en gritos y pataletas a las que siguió que la sentaran hasta atrás sola. Matilde se hizo bolita se meció y lloró hasta llegar a casa. Cuando llegó a casa su mamá la esperaba con ilusión y cuando bajó recibió unos ojos temerosos y tristes y una voz que murmuraba “odio a los adultos”. La responsable del camión se encargó de contarle todo a la mamá de Matilde en un tono acusador y dramático. Siguió la llamada de la directora para sacar una cita y tratar el tema de la conducta inaceptable de Matilde.

¿Qué le pasó a Matilde? ¿Matilde tiene un problema de conducta?

No, Matilde es una niña de 5 años a la que los cambios la desconciertan. A sus 5 años Matilde puede darse cuenta si en su casa cambiaron un cuadro de lugar, si en casa de su abuela pintaron una pared o si en su escuela movieron los basureros. Matilde cuando ve una foto nota objetos en ella que nadie había notado y sus “esculturas” de plastilina siempre están llenas de detalles. Matilde es una niña muy sensible a los entornos y le da seguridad que no haya cambios en ellos. Cuando va a haber un cambio , si se le avisa , ella no teme que algo malo pueda pasar y se adapta fácilmente. Así es Matilde, una personita que está buscando su seguridad en el mundo y a la que un cambio de ruta sin previo aviso desconcertó y asustó por el temor de no llegar a su casa.

Si los maestros de Matilde hubieran sabido que hay algunos niños más sensibles a los cambios la hubieran podido ayudar en su cambio de ruta para el regreso a casa. Si los adultos a su alrededor no se hubieran cegado enjuiciándola hubieran podido comprender que esos ojitos temerosos y tristes lloraban por angustia. En lugar de amenazarla y castigarla la hubieran contenido y apoyado en la transición a su nuevo camión asegurándole que llegaría a casa.



Mariana García Quintana © Copyright. Todos los Derechos Reservados. Septiembre 2017



Mariana García Quintana | Blog

By Mariana García Quintana

Madre, esposa y psicóloga clínica por la Universidad Iberoamericana, con una maestría en Psicoterapia Gestalt, estudios en Psicoterapia de Arte, Mind Body Medicine, Psicología Profunda, Coaching y Teología.

Regresar