My insights "making sense". || Un relato de verano: Estar de “moda” y los niños.

Un relato de verano: Estar de “moda” y los niños.

Agosto 2017

En mis vacaciones caí como muchas otras en un centro comercial. Obviamente no me quejo ni niego que me haga ilusión ir de “shopping” pero de unos años para acá mis idas al centro comercial han cambiado porque mis hijos han crecido y no sólo me quieren acompañar ahora ellos quieren hacer su “shopping” también. No voy a relatarles todo mi día que transcurrió entre risas al encontrar algo lindo y pleitos por a qué tienda ir primero y a cual después. Lo que sí quiero relatarles es lo que ver a mis hijos eligiendo su ropa me hizo reflexionar. Yo creo que la manera en que nos vestimos es una forma de autoexpresión en la que revelamos al mundo quienes somos, lo que nos gusta y a qué cultura pertenecemos. Por estas razones existe el negro para el luto, el blanco para el día de la paz o los trajes folclóricos que revelan los colores, tradiciones, gustos y costumbres de cada país y/o cultura. Para mí el proceso de elegir ropa y combinarla es como el proceso de crear arte. Mediante mi ropa expreso ideas, emociones, percepciones y sensaciones según el día, la época y temporada que estoy viviendo.

He tenido la oportunidad de vivir con mis hijos las transiciones en la elección de su ropa y cómo combinarla desde que eran muy chicos hasta ahora que están adolescentes y pre-adolescentes. Antes íbamos paseando y si encontraban algo que les gustaba se lo probaban sin importar si era lo que se usaba o no. Lo mismo sucedía cuando los dejaba elegir que ponerse, era un proceso divertido en el que se iban cambiando y hacían distintas combinaciones cada día. No se si triste o alegremente el proceso se ha simplificado porque han empezado a aprender de “moda”. Ahora mis hijos ya no siempre entran al centro comercial abiertos a encontrar pantalones, faldas, camisas, zapatos y accesorios que atrapen su atención . Ahora entran con una idea preconcebida de a qué tiendas entrar y qué “estilos” comprar.

Este verano me sentí aliviada porque es más fácil y rápido entrar a la misma tienda con todos y elegir casi lo mismo porque es lo que esta de “moda”. A la vez me sentí triste y preocupada al darme cuenta que pueden estar perdiendo una oportunidad de descubrir y expresar quienes son, lo que sienten, piensan y creen cada uno de ellos a través de lo que eligen. Esta combinación entre alivio y tristeza me sirvió para ser más cuidadosa con ellos al momento de llevarlos de shopping. Yo ser ejemplo al cuestionarme si compro porque me gusta o solo porque está de moda. Cuestionarlos a ellos sin juzgarlos y llevarlos a lugares donde no estén siempre las marcas de moda, lugares donde haya ropa de estilos distintos para que usen su creatividad y tengan la oportunidad de hacer arte incluso al vestirse. Para diferenciar si eligen por moda o por gusto me sirvió poner atención a sus palabras cuando se prueban o se combinan :

- Si hablan de sí mismos y la emoción es curiosidad y/o sorpresa hay autoexpresión, están haciendo arte.
- Si hablan de los demás preocupados por lo que dirán y la emoción es entusiasmo mezclado con preocupación por igualarse a los demás están comprando por estar de “moda”.

Para mí, ambas opciones son válidas porque querer pertenecer es parte de ser adolescente. Sin embargo, seguiré cuestionándolos para que se sientan más libres a la hora de elegir que ponerse, para que no crezcan sintiendo que tienen que sacrificar su individualidad solo porque la tendencia mundial así lo dicta: estar de “moda”.



Mariana García Quintana © Copyright. Todos los Derechos Reservados. Agosto 2017



Mariana García Quintana | Blog

By Mariana García Quintana

Madre, esposa y psicóloga clínica por la Universidad Iberoamericana, con una maestría en Psicoterapia Gestalt, estudios en Psicoterapia de Arte, Mind Body Medicine, Psicología Profunda, Coaching y Teología.

Regresar