Blog: El Tejido de Mariana || Aurelia se está transformando.

Aurelia se está transformando.

Abril 2018

Aurelia se siente muy feliz a pesar de que muchos de sus amigos piensan que esta “loca”. Tiene cuarenta y un años, acaba de terminar de escribir su primera novela y en septiembre se va con su familia a vivir un año en un pueblo de España. Mi amiga fue una adolescente muy divertida. Era muy “cool” y popular. Le encantaba salir de antro, ser invitada a todas las fiestas y vestir siempre a la última moda. En aquellas épocas era lo que hoy se conoce como una “it girl”. Estudió Ciencias Políticas y luego hizo una maestría en Administración de empresas. Desde que estaba en la carrera trabajó en distintas instancias de gobierno para luego poner su propia empresa. Se casó a los 25 años con Juan Pablo un abogado muy exitoso. Después de 15 años de casados tienen dos hijos: Sandra de 10 y marco de 7.

Hace cuatro años Aurelia me marcó diciéndome que a pesar de tener todo lo que siempre había deseado se sentía triste y desanimada. Laura su mamá acababa de ser dada de alta de una enfermedad en la que ambas pasaron mucho miedo. A pesar de las buenas noticias sobre la salud de su mamá, la prosperidad de su negocio y la salud de sus hijos mi amiga se sentía sin ánimos, angustiada. Muchas de las actividades que antes le hacían ilusión ahora le parecían aburridas y sin sentido.

Mi impresión fue que Aurelia estaba pasando por una crisis existencial y podría ayudarle ir a una terapia. Le recomendé ir con Arturo, un analista que sabe mucho sobre las crisis de la mitad de la vida y el proceso de individuación. Lo que mi amiga necesitaba era a alguien que le ayudará a resolver aquello que se estaba moviendo dentro de ella. Al principio se mostró resistente a la idea, después de dos meses me llamó para decirme que había decidió tomarme la palabra y probar la terapia. Durante un tiempo no nos vimos, hablábamos por teléfono. A veces la escuchaba triste, otras alegre. Lo que llamó mi atención fue notar como Aurelia empezaba a tomar decisiones distintas a las que acostumbraba. En lugar de pasar tres horas en el gimnasio había decidió hacer una hora de ejercicio diaria y meterse a un curso de escritura creativa en la universidad. Contrató a dos personas para que le ayudaran a manejar su empresa ya que ella quería pasar más tiempo con sus hijos y explorar más hobbies. Esta decisión implicaba que ella ganara menos dinero sin embargo estaba dispuesta a hacerlo porque se estaba empezando a sentir feliz de una forma que nunca había experimentado.

Una vez al mes nos reuníamos con los amigos. Aurelia siempre era el centro de atención por su ropa, sus chistes y la fuerza que tenía para animarnos a todos a continuar la fiesta hasta el amanecer. Desde que su mamá había sido dada de alta Aurelia ya no era el centro de la fiesta. Seguía divirtiéndose pero ya no iba siempre “espectacular” ni se empeñaba en ir a los lugares de moda. Tampoco se quedaba hasta la madrugada ni presionaba a los demás para que se “empedaran”. Al parecer Aurelia estaba cambiando y aunque ella sonreía y decía estar feliz, a algunos de nuestros amigos les angustiaba lo que le estaba pasando.

Continuará el lunes 16 de abril.



Mariana García Quintana © Copyright. Todos los Derechos Reservados. Abril 2018



Mariana García Quintana | Blog

By Mariana García Quintana

Madre, esposa y psicóloga clínica por la Universidad Iberoamericana, con una maestría en Psicoterapia Gestalt, estudios en Psicoterapia de Arte, Mind Body Medicine, Psicología Profunda, Coaching y Teología.

Regresar